Blog

Arielka Gómez

25 de marzo de 2017

Su familia y amigos cercanos la llaman “GLAMOUR” desde que tiene 6 años, aunque cree que desde mucho antes su papá se había percatado de su personalidad. Él fue quien le puso ese sobrenombre desde el día de su graduación preescolar, porque cuando la estaban arreglando ella le decía a su hermana Aniuska que quería quedar glamurosa como una reina, mientras no dejaba de verse en el espejo.

Cuando fui creciendo ese sobrenombre se consolidó, ya que su interés por verse bien), su afición por los juegos de princesas y soñar junto con sus hermanas de ser Miss Universo.

Lo que la hace única o auténtica es su capacidad de siempre encontrar una razón para reír, que sin importar la situación nunca deja que nada empañe su felicidad y menos la de su familia. Ella considera que es esa chispa que enciende la luz en la adversidad.

Su lugar favorito en toda Nicaragua es un pedacito de tierra ubicado en el kilómetro 200 carretera a Managua el Rama. Ahí está ubicada la finca de su familia “Rancho Don Príncipe”, es el lugar donde puede estar en contacto con la naturaleza, donde puede practicar una las grandes cosas que le apasionan: cabalgar. Además lo considera un tesoro de un valor sentimental incalculable, para ella es un lugar lleno anécdotas y aventuras que ha compartido con su familia y amigos. Todos los que lo conocen se han enamorado de este lugar y se van con todas las ganas de regresar.

Lo que más valora en una amistad es la sinceridad, ya que de ella dependen las buenas acciones que realiza una persona, considera que los amigos siempre se deben hablar francamente y sin mentir, fortaleciendo la confianza entre sí. Le gusta que las personas sean autentica (sin filtros), porque el valor humano está en nuestra originalidad y que nos quieran por lo que somos.

Una de la experiencia que contribuyó de manera positiva en su vida fue la integración al grupo de Juventud Misionera Católica (JMC). Ahí aprendió a alabar a Jesús, que él nunca nos abandona, que siempre está en las buenas y en las malas. Comprendió que cualquier persona puede alcanzar grandes cosas con la ayuda de Dios, desde que llegó ahí supo lo que quiere y ahora está consciente que si quiere conseguir algo grande debe esforzarse, debe dar un buen ejemplo a las demás personas, a ser buena hermana, amiga, a apoyar a las personas en la adversidades, que los status sociales son esquemas que el hombre se ha inventado, pues todos somos hijos de Dios y hermanos de Cristo.

Para ella es una difícil elección decidirse por la causa social con la que le gustaría trabajar, puesto que hay muchas que le llaman la atención y se identifica con ellas; sin embargo, he elegido enfocarse en la lucha contra el maltrato animal. Tras las recientes manifestaciones de maltrato que han evidenciado en nuestro país la falta de conciencia y de cultura de cuido y respeto hacia los animales, piensa que todos los seres vivos tenemos derecho a un hogar y a no ser maltratados y quiere ser esa voz que reclame sus derechos ante tal abuso.

Suscribite

Recibí las noticias más importantes del mundo de la belleza adolescente directamente en tu Buzón de Entrada.

+(505) 2254-5116
Bolonia, de Unión Fenosa 1 cuadra al norte, 200 mts al oeste. Contiguo a las hermanas Salesianas